Política Medioambiental y Energética

ODF ENERGÍA dedicada a la gestión integral de la energía para la reducción de costes, ha decidido implantar un Sistema de Gestión de Medio Ambiente y Energético basado en la norma ISO 14001:2004 e ISO 50001:2011 para mejorar la realización del servicio a los clientes y alcanzar un mejoramiento en su desempeño energético, lo cual se materializa a través de esta Política que establece los siguientes principios:

  • El respeto al Medio Ambiente y su mejora son responsabilidad de todos los integrantes de la empresa empezando desde arriba. El sistema de Gestión requiere de la participación y colaboración de todos por lo que esta Política es difundida a todo el personal de la empresa para su conocimiento y comprensión.
  • El respeto ambiental y la eficiencia energética se obtienen planificando, ejecutando, revisando y mejorando el Sistema de Gestión para prevenir los posibles errores.
  • Cumplir con los requerimientos legales y otros, suscritos por la organización, medioambientales y relacionados con el uso y consumo de energía y eficiencia energética.
  • Establecer, implementar y mantener objetivos medioambientales y energéticos desafiantes y compatibles con el resto de los objetivos de la organización, asegurando la disponibilidad de información y de los recursos necesarios para alcanzarlos, integrando el desempeño ambiental y energético en las decisiones estratégicas del negocio.
  • Lograr una reducción de la generación de residuos y otros impactos ambientales y establecer las medidas necesarias para disminuir la contaminación y permitir un uso racional de los Recursos Naturales y Energéticos.
  • Alcanzar la mejora continua en todas las actividades de la organización, a través de la definición de estándares exigentes, compra de productos, equipos y servicios energéticamente eficientes, compatibles con las directrices establecidas por la organización.
  • Promover la reducción de gases de efecto invernadero, privilegiando la producción, compra y uso de la energía proveniente de fuentes con menor emisión de estos gases y en términos comercialmente aceptables.
  • Proporcionar la formación adecuada a las funciones que desempeñan nuestros empleados, promoviendo asimismo un mayor grado de sensibilización medioambiental y consumo energético eficiente.
  • Asegurar que todas las personas que trabajan en la organización o para ella, cuentan con las competencias adecuadas para desarrollar una conducta respetuosa con el medio ambiente, responsable en el uso y consumo de la energía y promover la creatividad e innovación tecnológica en éste ámbito.
  • Promover entre nuestros proveedores y contratistas una actuación medioambiental acorde con estos principios, valorando en su selección su actitud medioambiental.

Para la aplicación efectiva de estos principios, es absolutamente necesario el apoyo a los mismos tanto del equipo directivo como de la plantilla.

Política medioambiental y energética